16 noviembre, 2007

ROMANCE PARA AQUEL HIJO QUE NO TUVE CONTIGO - Rafael de León




Hubiera podido ser
hermoso como un jacinto
con tus ojos y tu boca
y tu piel color de trigo,
pero con un corazón
grande y loco como el mío.

 
Hubiera podido ir,
las tardes de los domingos,
de mi mano y de la tuya,
con su traje de marino,
luciendo un ancla en el brazo
y en la gorra un nombre antiguo.

 
Hubiera salido a ti
en lo dulce y en lo vivo,
en lo abierto de la risa
y en lo claro del instinto,
y a mí... tal vez que saliera
en lo triste y en lo lírico,
y en esta torpe manera
de verlo todo distinto.

 
¡Ay, qué cuarto con juguetes,
amor, hubiera tenido!
Tres caballos, dos espadas,
un carro verde de pino,
un tren con cuatro estaciones,
un barco, un pájaro, un nido,
y cien soldados de plomo,
de plata y oro vestidos.

 
¡Ay, qué cuarto con juguetes,
amor, hubiera tenido!
¿Te acuerdas de aquella tarde,
bajo el verde de los pinos,
que me dijiste: -- ¡Qué gloria
cuando tengamos un hijo! ?
Y temblaba tu cintura
como un palomo cautivo,
y nueve lunas de sombra
brillaban en tu delirio.

 
Yo te escuchaba, distante,
entre mis versos perdido,
pero sentí por la espalda
correr un escalofrío...
Y repetí como un eco:
"¡Cuando tengamos un hijo!..."

 
Tú, entre sueños, ya cantabas
nanas de sierra y tomillo,
e ibas lavando pañales
por las orillas de un río.
Yo, arquitecto de ilusiones
levantaba en equilibrio
una torre de esperanzas
con un balcón de suspiros.

 
¡Ay, qué gloria, amor, qué gloria
cuando tengamos un hijo!

 
En tu cómoda de cedro 

nuestro ajuar se quedó frío,
entre azucena y manzana,
entre romero y membrillo.

 
¡Qué pálidos los encajes,
qué sin gracia los vestidos,
qué sin olor los pañuelos
y qué sin sangre el cariño!
Tu velo blanco de novia,
por tu olvido y por mi olvido,
fue un camino de Santiago,
doloroso y amarillo.


Tú te has casado con otro,
yo con otra hice lo mismo;
juramentos y palabras
están secos y marchitos
en un antiguo almanaque
sin sábados ni domingos.

 
Ahora bajas al paseo,
rodeada de tus hijos,
dando el brazo a... la levita
que se pone tu marido.

 
Te llaman doña Manuela,
llevas guantes y abanico,
y tres papadas te cortan
en la garganta el suspiro.

 
Nos saludamos de lejos,
como dos desconocidos;
tu marido sube y baja
la chistera; yo me inclino,
y tú sonríes sin gana,
de un modo triste y ridículo.

 
Pero yo no me doy cuenta
de que hemos envejecido,
porque te sigo queriendo
igual o más que al principio.

 
Y te veo como entonces,
con tu cintura de lirio,
un jazmín entre los dientes,
de color como el del trigo
y aquella voz que decía:
"¡Cuando tengamos un hijo!..."

 
Y en esas tardes de lluvia,
cuando mueves los bolillos,
y yo paso por tu calle
con mi pena y con mi libro
dices, temblando, entre dientes,
arropada en los visillos:
"¡Ay, si yo con ese hombre
hubiera tenido un hijo!..."

Voz: Luis Lema Osores
®L3mØs

20 comentarios:

Leticia Zárate dijo...

Qué bello y nostálgico poema.
Saludos poéticos.

mi despertar dijo...

Me ha gustado mucho tu blog.Te dejo un beso

Fernando Nerú dijo...

Es la primera vez que paso por tu casa y he quedado embelesado por la dulzura y belleza de la misma.
Felicitaciones por el buen trabajo.

Gustavo Tisocco dijo...

Volver a Leer a León me retrotae un poco a la infancia.
Qué bello!!!

Un abrazo Gus.

Mario Gallo dijo...

ahora sí. he podido disfrutar de tu interpretación de alto vuelo.
Un saludo desde las tempestades de la tierra

Leyre dijo...

..Como siempre, tus Poemas son colirio para los ojos que leen...
un placer y un Lujazo leerte...
Deseo que la paz secuestre tu vida,
el amor inunde tu alma
y la felicidad se refleje en tu cara,
te deseo, de corazón todo lo bueno que te mereces...

te dejo un sincero beso unido a mi cariño...

...FELIZ NAVIDAD...

More Baker dijo...

Poema lleno de nostalgia. Hermoso.
Feliz Navidad Luis, deseo de todo corazón que la alegría, la solidaridad y el amor reine en tu corazón y en el de toda tu familia y amigos.
Dios te bendiga!!!
Un abrazo.

Winnie dijo...

Lindo poema, y lindo titulo, como aquello que decía: "...me quedo los nombres de jorge y maría, los nombres de los hijos que nunca tuvimos".
Me encanta tu blog, pasaré a menudo

Catalina Zentner dijo...

Tienes un Blog precioso, disfruto plenamente cada visita.
Un saludo afectuoso,
Memorial de Silencios
Cofre de Haikú
De Ausencias y Soledad
El Mundo de Wilhemina Queen.
Jardín Haikú

César R. Lino A. dijo...

A mi tambien me gusto el poema. Felicitaciones.

©Claudia Isabel dijo...

MAravilloso poema...Un gusto leerte.
Saludos desde Buenos Aires.

Pablo dijo...

Tienes el blog muy trabajado, si tienes tiempo, y te apetece leer algo de un novato, te agradecería tu opinión gracias, esta muy bien tener los poemas con música, le dan mucha ambientación y más profundidad que las palabras desnudas.

Te dejo un enlace a mi blog, mi pequeño proyecto.

http://unaventanatapiadaconpalabras.blogspot.com/

hannibal dijo...

Don Luis, que carga!!!..

lo envidio, yo nunca te tenido buena vos y mis poemas todavía los escribo en silencio.

Espero que aceptes este nuevo inquilino.

saludos
hannibal

JAVIER CANO dijo...

me gusta mucho tu blog y sobre todo tus letras...genial

El Retrato De Dorian Gray dijo...

woow! increibles poemas
me encantaron!!!
muy hermosos! =)


saludos
Jime

Luis Seguel Vorpahl dijo...

Un abrazo desde Chile, tu blog es increible, gracias por las hermosas sensaciones que nos transmites. Te visitaré diariamente.

FANNY JEM WONG dijo...

El poema es una hermosura y tu blogger sencillamente fantástico.
Un placer haberlo visitado
besos
Fanny Jem Wong

Poemas dijo...

Lleno de nostalgia.
Me gustó.

Gracias.

julia del prado morales dijo...

Gracias Luis, por el material poético que difundes y lees muy bien. También por el tuyo propio. Abrazos, Julia del Prado

FANNY JEM WONG dijo...

ES U8N POEMA HERMOSO
GRACIAS POR COMPARTIRLO
SALUDOS
FANNY JEM WONG