28 marzo, 2007

AL SEPARARNOS - Federico Barreto

"El Cantor del cautiverio"
Peruano 1868-1929
 
Mañana, cuando llores sin consuelo
la juventud que pasa y no regresa,
y adviertas con dolor y con sorpresa
hebras de nieve entre tu pelo negro.
Mañana, cuando sientas tu alma herida
y rueden sobre el polvo de la vida
las hojas secas de ilusiones...
Mañana, cuando al fin una pena honda
te haga sufrir tormentos no sufridos,
y gimas y nadie oiga tus gemidos
y llames sin que nadie te responda...
Mañana, cuando caiga fulminado
al golpe de tu saña desmedida,
y me oigas pronunciar tu nombre santo
con el último aliento de la vida...
Entonces, ¡Ay! entonces estoy cierto
de que al fin te hará falta mi ternura,
y llorarás con intensa amargura
y tendrás compasión del pobre muerto...
Y desolada, inconsolable y triste
me llamarás con ánimo cobarde,
y yo desde la tumba que me abriste,
"ya es tarde ingrata" te diré, "ya es tarde",
y al ver tu dicha y esperanza trunca,
exclamarás transida de quebranto:
¿Por qué Señor, por qué no lo amé nunca,
si era tan bueno, si me amaba tanto?
Y sin tener quien te oiga ni te aguarde,
irá al cielo a perderse tu plegaria,
y yo desde la tumba solitaria
"ya es tarde ingrata" te diré, "ya es tarde"


Voz: Luis Lema Osores
®L3mØs

3 comentarios:

Lore dijo...

los poemas son tristes
melancólicos, pero en tu voz
se oyen hermosos...

un beso

Lore

@rri dijo...

Preciosos!

Anónimo dijo...

Tan trisre comonla mia